iBlog
30 ene. 2015

Sin presupuesto, ¿cómo gestionas tu empresa?

by Juan Francisco Gisbert

¿Cuál es el punto de equilibrio económico de tu empresa? ¿Y el punto de equilibrio financiero? ¿Cuál es el porcentaje de gastos fijos sobre ventas? ¿Y el EBITDA? ¿Estás cumpliendo tus objetivos de coste este año?

Todo empresario o gestor debería ser capaz de responder estas preguntas de carrerilla. Sin embargo la realidad que nos encontramos en el día a día nos demuestra, lamentablemente, lo contrario. Esto es síntoma de una deficiencia en el control de gestión, y refleja la ausencia de la herramienta de gestión más importante en todas las empresas y organizaciones: el Presupuesto Anual (sí, con mayúsculas).

Sin presupuesto

El Presupuesto Anual y el control presupuestario no son algo nuevo, ni son tendencias de moda en el escenario del management actual. Es algo tan viejo como los propios estados y las primeras organizaciones empresariales, pero de una eficacia demostrada a lo largo del tiempo. El Presupuesto Anual es la herramienta del gestor de una organización para desempeñar su trabajo, al igual que una cámara lo es de un fotógrafo o un ordenador lo es de un ingeniero de software.

Un presupuesto anual permite al gestor:

Fijar objetivos. El Presupuesto Anual refleja numéricamente todas las políticas de la empresa para el ejercicio. De él nacen la política comercial, de producción o de distribución.

Detectar desviaciones rápidamente. Usado como herramienta de gestión permite saber rápidamente dónde estamos cometiendo errores para así atajarlos cuanto antes y evitar problemas mayores. Esperar a final de año para analizar la cuenta de resultados no es una buena idea.

Implantar el control de costes. El Presupuesto Anual define mi estructura de costes, e incluso el coste unitario de cada uno de mis productos. Así puedo saber si mis costes están por encima o por debajo de lo que deberían.

El Presupuesto Anual debe elaborarse antes del arranque del ejercicio, y deben participar los responsables de todas las áreas de negocio. Una vez en marcha el ejercicio, debe analizarse mensualmente en el Comité de Dirección, localizar las desviaciones, averiguar las causas de éstas y fijar las acciones correctoras necesarias.

Ahora ya lo sabes: como gestor necesitas un Presupuesto Anual para tener el control y maximizar los resultados de tu empresa. 

Recuerda: lo que se mide, se controla; lo que se controla, se mejora.

Escribe tu comentario