iBlog
20 abr. 2015

¿Cómo elegir un ERP? ¿Qué debes saber para elegir el mejor ERP?

by Amalio Fernández-Delgado

Estos días he participado en el proceso de decisión de compra de un ERP para una empresa industrial, y me ha parecido interesante compartir como se ha gestionado la selección, porque como cliente, lo han hecho especialmente bien.

Para empezar, y esto es no es muy usual en una pyme, han contratado un consultor externo “de verdad” para ayudarles en la selección, y evidentemente se ha notado, tanto en la profesionalidad del trabajo como  en el “nivel” de las preguntas, ya que en el proceso de  evaluación, además de las cuestiones habituales, se han incluido algunas preguntas que siendo muy importantes no se suelen tener en cuenta por clientes que no conocen en profundidad este mundo.

  1. Situación económica del implantador. Si una empresa va a establecer una relación tan estratégica con un proveedor, y para una larga temporada, es muy importante asegurarse de que al menos en los próximos años este va a seguir estando ahí, que su solvencia económica le permitirá acompañar al cliente durante toda la vida del producto. 
  2. Equipo de implantación, personas y certificaciones del equipo. En ocasiones el proceso de venta lo lleva un grupo de “primeros espadas” y luego la implantación la hace un equipo de menos nivel, asegúrese de que en el contrato aparecen las personas que llevarán el proyecto adelante y la posible penalización en el caso de una sustitución.
  3. Lista de 30 clientes con sus datos. Que un implantador dé tres o cuatro clientes satisfechos es sencillo, entregar una lista de 30 con datos de contacto para poder llamar a cualquiera no está al alcance de proveedores que no estén muy seguros de su nivel de calidad en la implantación. 
  4. Costes y plazos de implantación de las nuevas versiones. Todos los ERPs de cierto nivel tienen un contrato que cubre las nuevas versiones del producto, pero no cubren los ajustes, desarrollos e implantación de las nuevas versiones, este coste puede ser muy importante en algunos de ellos y debe tenerse en cuenta en un proyecto
  5. Flujos de información. El cliente ha trabajado duramente a nivel interno para tener definidos y escritos  los flujogramas de sus procesos y poderlos comparar con los de los distintos ERPs, para verificar la capacidad de estos de adaptarse a sus especificaciones.
  6. Módulos avanzados, aplicaciones como la de mantenimiento (GMAO) o Planificación (APS) muy importantes para cualquier empresa industrial, se han evaluado en el proceso.
  7. Tamaño y composición del equipo de soporte. Una vez terminada la implantación, es importantísimo el soporte posterior, ¿lo hace el mismo implantador, que normalmente estará ocupado en un nuevo proyecto?, ¿o hay un equipo específico de soporte?

Estas preguntas son adicionales a las habituales sobre tecnología, funcionalidad o precio que se hacen habitualmente, y quizás incluso más importantes que estas, pero no siempre se formulan por parte del posible cliente y a veces generan problemas posteriores de difícil solución. No ha sido así en este caso, por mi parte solo me queda felicitar al equipo de selección del cliente por su gran trabajo, en resumen, una selección muy profesional que dará sus frutos con una buena elección de producto y partner. 

Escribe tu comentario