iBlog
23 abr. 2015

Como la nube democratiza la tecnología

by Marta Martín Ramos

Hablando con mis compañeros sobre las posibilidades del cloud computing en el tejido empresarial que nos rodea, nos planteábamos si la penetración iba a ser mayor en grandes o en pequeñas empresas. Llegamos a la conclusión de que las más beneficiadas, y por tanto, las primeras en subirse al carro, serían las empresas pequeñas, aunque todas terminarán por migrar a la nube antes o después. Hay un símil muy claro:  si tienes una cantidad de dinero, importante para la continuidad de una existencia cómoda ¿la guardarías debajo del colchón de tu casa o en un banco? Está claro ¿no? Tu dinero o la información y aplicativos de tu empresa son muy importantes para la continuidad o supervivencia, entonces… ¿te arriesgas a perderlo a causa de un robo, un accidente, un desastre, etc.? ¿o lo guardas en un banco 99,9% seguro? Una gran empresa puede gastar mucho dinero en seguridad o tener la información por duplicado en varios sitios, o bien tener instalaciones a prueba de desastres naturales u otras medidas de seguridad. Por ese motivo, una pyme se va a la nube y dispone de todo esto por una cuota mensual. Así de fácil.

¿Por qué la nube es una oportunidad para las pymes? Porque los costes son muy bajos y puedes acceder a la misma tecnología que tienen las empresas más grandes, pagando sólo por lo que usas (economías de escala, que suelen decir). Además, y esto hace que los financieros salten de alegría,  conviertes una inversión en un gasto. A lo que sumas la ventaja añadida de evitar instalar, configurar y actualizar cada PC o mantener servidores. Todo está muy ligado a tu negocio. Si creces, aumentas la capacidad al momento, o si el negocio decrece puedes bajar capacidad y cuota sin problemas.

Entonces ¿por qué no hay cola para subir a la nube?  Hay varias razones, y una de ellas es el miedo a lo desconocido. Algunas empresas están empezando poco a poco, con algún servicio como el backup o migrando algún servidor. De esta manera, se van preparando para la migración total con la certeza de que funciona, o “me funciona”.
Otra razón es una reciente inversión en hardware: si acabo de comprarme un coche no voy a alquilar otro.
También hay alguna discusión sobre la seguridad en la nube, que en principio debe ser mayor que la de cualquier PC, pero para curarnos en salud elige un “Banco Suizo” para guardar las cosas de valor, es decir, busca datacenters homologados (la mayor homologación es TIER4).
La última razón que me planteo es que sin acceso a internet no hay nube: o hay conexión o no hay acceso a programas y datos.
Algunos estaréis haciendo cuentas, si esto es así. Pero ¿por qué conozco más grandes empresas en la nube que pymes? Muy sencillo. Como sabéis, toda nueva tecnología tiene unos inicios muy duros, hay aplicaciones que no funcionan, hay incompatibilidades, se caen los servicios, no se pueden levantar, etc. Y las pymes son una especie muy inteligente que como no se pueden permitir estos inconvenientes han dejado que las grandes empresas se peleen con el sistema hasta dejarlo fino, listo para ellos. 

Escribe tu comentario