iBlog
24 jul. 2015

El comercio online en España

by Inforges

Comercio online en España


España sigue adaptándose al mundo digital. Según el resumen realizado por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), la facturación del comercio electrónico en nuestro país creció un 24,8% el año 2014, lo que supuso rozar la cifra de 15.900 millones de euros facturados. 

Los ingresos que registraron las webs de comercio digital en el último trimestre del año 2014 correspondían, en un 56,4% a plataformas españolas, mientras que el 44% restante se generó en tiendas online de países extranjeros (europeos principalmente).

Las industrias que más han incrementado sus cifras son las de turismo y moda. Las agencias de viajes, operadores turísticos, alojamientos y transportes aéreos han sido los servicios que más han incrementado su demanda a nivel nacional e internacional. El sector textil, por su parte, aumenta sus ingresos en casi un 6% colocándose en segundo lugar como sector con más crecimiento en sus ingresos a través de las plataformas online. 

A pesar de ello, la industria de la moda y los complementos desbanca la primera posición -en cifras absolutas de facturación- a la compra de billetes y tickets de viajes, con porcentajes del 65% y 59% de compradores, respectivamente, según un informe del IABN.
De esta manera, el último periodo del año 2014 registra un aumento de casi 68 millones de euros en transacciones y compras electrónicas en relación a las etapas anteriores, lo que le ha supuesto a nuestro país alcanzar la cuarta posición en el ranking de ‘ventas online’ a nivel mundial.

Durante el año 2015, todo apunta a un crecimiento de al menos el 10% en la facturación de este sector, según el Informe de Evolución y Perspectivas para el 2015 realizado por EY y el Observatorio eCommerce (foro de economía digital). Esto se deberá al aumento de usuarios que confiarán en la red como medio de compra, pues hasta ahora sólo 12 millones de personas conectadas a Internet lo utilizan frente a otros 15 millones que no.

Y todo esto, ¿qué expresa? El gasto medio por cliente online aumentará ligeramente. La mayoría de consumidores realiza un pago estimado por compra online de 50-100 euros (un 44% del total), seguidos de los usuarios que gastan menos de 50 euros (31%), los que destinan más de 200 euros (13%) y los compradores que gastan entre 100-200 euros (12%).

A todo esto, además, se le añade el crecimiento del llamado m-commerce o comercio electrónico a través de los Smartphone o dispositivos móviles, pues las webs de venta digital están cada vez más adaptadas a ellos.

Aun así, las empresas mantienen como asignatura pendiente mejorar la relación con sus clientes y aumentar la confianza que éstos depositan en ellas, para así mantener las buenas cifras registradas hasta ahora y mejorar las previsiones futuras.

Escribe tu comentario