iBlog
28 abr. 2017

Plan de Negocio: 7 claves que no debes olvidar

by Carlos A. Tourné / Consultor en Inforges.

plan de negocio 7 claves inforges
 
Si vas a montar un nuevo negocio o si ha pasado mucho tiempo desde la última vez que preparaste un presupuesto a más de un año vista, significa que tienes que preparar un plan de negocio de tu empresa. Te recordamos 7 claves que no debes olvidar.

Si cuando escuchas la palabra “Plan de Negocio” te agobias ante la perspectiva de escribir un dossier de cien páginas con todo tipo de jerga técnico-económica, olvídalo, ¡ve a lo práctico! El plan de negocio es para que tú y tu equipo directivo reflexionéis sobre el rumbo de la empresa, os marquéis objetivos y decidáis que camino vais a seguir. Todo esto puede desarrollarse sin excesiva complicación, basta con un hoja de cálculo y una breve presentación.

7 claves para preparar tu Plan de Negocio

A continuación os recordamos 7 claves que no debéis olvidar a la hora de preparar vuestro plan de negocio.

  • Implica a tu equipo: Aunque seas el Director General, hacer un plan sin contar con los demás miembros de tu equipo dificultará que estos se impliquen en conseguirlo. Por el contrario, si participan en el diseño del mismo, agradecerán que valores su opinión y harán de tu proyecto el suyo cuando llegue el momento de ponerlo en práctica.
  • Excel es tu amigo: Trabajar con hojas de cálculo te ayudará a ordenar las ideas y los diferentes objetivos que debes marcarte. Usa diferentes hojas y compártelas con tu equipo. Plasma en números todo lo que sea cuantificable y vincula los datos para ver el efecto que tendrá cada decisión sobre tu presupuesto de cuenta de resultados. Porque claro, has elaborado un presupuesto verdad?
  • Nunca dedicarás suficiente tiempo al plan comercial: los planes de negocio suelen fallar siempre por el lado de los ingresos, así que presta atención a la previsión. Detalla en la medida de lo posible el origen de los ingresos: clientes mejor que mercados, artículos mejor que familias.
  • Los inevitables costes: Los costes de estructura suelen ser más estables, lo complicado está en determinar tus costes directos: compra, producción, mano de obra, etc. Analiza tu histórico de datos para prever el comportamiento de los costes, y trata de planificar mejoras a los mismos.
  • ¿Y esto quien lo paga? La financiación: Si vas a hacer una inversión necesitarás saber cómo la vas a financiar, ya hay un artículo en el blog sobre este tema. Aunque no hagas inversiones, si prevés aumentar tu facturación o incorporar una nueva familia de productos, tus necesidades de circulante aumentarán. Si no quieres morir de éxito, ¡PLANIFICA!
  • Prepara tu organización: Quizá hayas previsto un importante incremento de tus ingresos, pero ¿puede soportarlo tu organización?, ¿podrás implantar un doble turno en fábrica si llega el caso?, ¿vas a necesitar más personal? Si no respondes ahora a estas preguntas no vas a tener tiempo de reacción en el futuro, y eso puede suponer fallar a un cliente.
  • Orienta a tu equipo a la acción: Tu plan de negocio tiene que tener una lista de tareas y proyectos, con responsables, objetivos y fechas límite.
  • Prepara el seguimiento del plan: Esto significa por un lado tener objetivos cuantitativos y medibles, comprobar que mensualmente cumples el presupuesto prefijado y revisar con tu equipo el avance del plan de acción. Si no vas a realizar un seguimiento mensual del plan es probable que todo el trabajo que has hecho hasta ahora quede en una carpeta perdida en tu red compartida.

Como ves, no es difícil elaborar un plan de negocio, pero tienes que ser disciplinado a la hora de preparar el presupuesto, coordinar a tu equipo y realizar el seguimiento posterior.

Y Recuerda hacer este ejercicio al menos cada tres años, revisando mensualmente su cumplimiento y preparando anualmente un presupuesto detallado del siguiente ejercicio.

¡Si quieres más información, no dudes en contactar con nosotros!
 
contacta con nosotros

 
 
Otros artículos relacionados:

Escribe tu comentario