iBlog
31 oct. 2017

Inbound Recruiting: La Transformación en la adquisición de talento.

by Jose Francisco Gonzalez/ Consultor de Inforges Desdarrollo de Personas.

inbound recruiting inforges

En la actualidad, son muchas las organizaciones que no consiguen atraer al candidato ideal en sus procesos de selección. Esta situación puede hacerse habitual e incluso irremediable si no se trabaja adecuadamente la gestión de candidatos. Si notas que tu empresa presenta estos síntomas y quieres que la situación no se agrave, ha llegado la hora de que decidas empezar a implementar el enfoque Inbound Recruiting en tu organización.


¿Qué es el Inbound Recruiting?

El Inbound Recruiting es un enfoque de reclutamiento de personal basado en técnicas de Inbound Marketing que las empresas utilizan para atraer y contratar a empleados potenciales, dejando de lado el siempre lento y complicado tradicional proceso de selección.

Esta metodología consiste en reclutar talento mediante el impulso y visibilidad de la imagen de la empresa como lugar ideal para proyectar una carrera profesional, dejando que sean los candidatos quienes se sientan interesados y tomen la iniciativa de acercarse a la organización en lugar de ser la empresa la que salga a buscarles.

Para llevar a cabo este cometido, el Inbound Recruiting hace uso de técnicas de marketing digital como la gestión de la comunidad corporativa en redes sociales o la creación de contenidos atractivos y de interés para los futuros candidatos que, además,  apoyen las estrategias de posicionamiento SEO y permita a la empresa aparecer en los primeros resultados de búsqueda. El uso de estas técnicas es clave para que los candidatos sean quienes nos encuentren a nosotros y se interesen por nuestra marca y por lo que hacemos. Para ello, también resulta de extrema importancia combinar esta estrategia con elementos de Employer Branding que sean capaces de comunicar a nuestro target el atractivo de nuestra marca de empleador.

Fases del Inbound Recruiting

Para captar al candidato ideal, el Inbound Recruiting se centra en 4 fases:

1. Atraer.

En esta primera fase, la empresa debe poner todo su empeño en atraer tráfico cualificado hacia su portal de empleo o página de empleo. En Inforges, por ejemplo, la llamamos “Buscamos Talento”.

La empresa deberá utilizar todos los medios a su alcance para convertirse en un imán de posibles candidatos, trabajando las redes sociales, prensa, estrategias de Employer Branding, etc. El principal objetivo aquí es enseñar la empresa por dentro, sus políticas, misión, cultura, valores, iniciativas, responsabilidad social corporativa… y hacer ver a los candidatos que entrar a formar parte de la organización será una decisión muy positiva y enriquecedora para su desarrollo personal y profesional.

Te recomendamos que veas este post sobre Employer Branding: 5 pasos para diseñar tu estrategia desde 0

2. Convertir

En esta fase la empresa debe tratar de  convertir las visitas anteriores en candidatos reales. ¿De qué forma? Las ofertas de trabajo han de estar expuestas de manera clara y atractiva, con llamadas a la acción y formularios de inscripción fáciles de rellenar. ¡Ah, y recuerda tener adaptada tu página para la navegación móvil!

3. Contratar

Toca ser rápido y eficaz para no perder por el camino a los mejores. Hay que tener en cuenta que si un candidato se inscribe a una oferta y no recibe ninguna noticia de la empresa en dos semanas, puede ser que ya haya avanzado en otros procesos de selección. Deberá de  existir un feedback continuo con los candidatos, comunicándoles  en qué estado se encuentra su candidatura, si siguen en el proceso, etc. Tampoco hay que olvidar captarlos en cada una de las interacciones con ellos, ya sea a través de emails automáticos, entrevistas o llamadas. No olvides tener una base de datos bien depurada y segmentada. ¡Aquí los pequeños detalles sí que cuentan!

4. Enamorar

Tanto si un candidato es contratado como si es descartado, el deber de la empresa es el de enamorarlo.  Haciendo esto, se consigue que los candidatos se conviertan en prescriptores de la marca, facilitando así un posicionamiento positivo de la misma dentro de sus círculos sociales en los que pueden encontrarse futuros candidatos potenciales.

Por ejemplo, hay organizaciones que incluso ponen en marcha programas de recompensas a sus empleados por recomendar la empresa entre sus contactos y atraer candidatos potenciales a entrevistar.

¿Qué beneficios reporta a la empresa el Inbound Recruiting?

Para empezar, el Inbound Recruiting reduce costes, ya que se deja de depender de portales de pago al utilizar la empresa sus propios canales.

En segundo lugar, se consigue que los perfiles de candidatos que lleguen a nuestra BBDD encajen mucho mejor con los requisitos de la oferta y con los valores de la empresa.

Y lo más importante es que  gracias a las herramientas de comunicación y atracción de talento se verá reducido el tiempo de contratación, tiempo que la empresa podrá dedicar a los procesos de gestión del talento que realmente aporten valor añadido. Tener una base de datos de talento, por ejemplo, a la cual se puede recurrir y cubrir vacantes en el menor tiempo posible. ¡El tiempo es oro!

Además, al conseguir una experiencia positiva de los candidatos durante todo el proceso, convertirás a éstos en fieles promotores de tu empresa aunque hayan sido descartados.

¿Recuerdas qué pasó la última vez que tu experiencia en un hotel fue pésima? Te irías enfadado y les dirías a tu entorno que nunca fueran allí. Pues el reclutamiento funciona igual. ¿Te animas a probarlo?

 
contacta con nosotros

 
 
Otros artículos relacionados:

Escribe tu comentario