iBlog
12 mar. 2018

Plan Estratégico: aumenta el valor de tu empresa

by Juan Francisco Gisbert/ Consultor en Inforges.

plan estrategico

 

Un Plan Estratégico es una herramienta que permite a la dirección de una organización convertir sus proyectos a medio y largo plazo en acciones concretas. Elaborar el Plan definiendo con detalle la rentabilidad esperada o la evolución del endeudamiento ayudará a tu compañía a marcar la ruta adecuada para que su valor crezca.

¿Recuerdas cuál es la misión principal del CEO o Director General de cualquier empresa? En artículos anteriores te contábamos que su misión es incrementar el valor de la empresa. Un mayor valor es el resultado global de una buena gestión, que a su vez se apoya en una planificación a corto, medio y largo plazo: el Plan Estratégico. En el artículo de hoy te contaremos cómo abordar este reto.


¿DE QUÉ DEPENDE EL VALOR DE LA EMPRESA?

En este artículo te explicábamos que hay varios métodos para valorar una empresa, pero en general éste depende de la tesorería libre que la empresa sea capaz de generar. En consecuencia, cuanto mayor sea la tesorería generada, mayor será el valor de la empresa.

Por tanto, si queremos planificar un crecimiento del valor de la empresa, tendremos que pensar en escenarios de incremento progresivo de la generación de tesorería. Esto no es tan simple como parece, ya que una tesorería creciente es el resultado de muchos parámetros del negocio interrelacionados entre sí: ventas, compras, personal, gastos de fabricación, plazos de cobro  y pago, inversiones… por tanto una estrategia centrada en incrementar el valor de la empresa debe tener en cuenta todos estos parámetros a corto, medio y largo plazo: necesitamos un Plan Estratégico.

PLAN ESTRATÉGICO

Cuando hablamos de Plan Estratégico, nos referimos a un Plan Estratégico preciso. No hablamos de un Plan que se limite a declarar la Misión, Visión y Valores, sino de uno que se apoye en un modelo numérico detallado del negocio, que relacione todos los parámetros clave y permita realizar simulaciones económico-financieras a varios años. Un modelo como este nos permite:

  • Proyectar con precisión y fiabilidad la evolución de la cuenta de resultados y el balance de la empresa. Podremos anticipar la rentabilidad esperada, así como la evolución del endeudamiento, incluso si es necesario afrontar inversiones o cambios en la tipología del negocio. Con estos datos podremos calcular el valor futuro de la empresa, y ver si estamos marcando los objetivos adecuados.
  • Valorar la sensibilidad de los resultados a los parámetros clave (precios de compra, de venta, número de personas, tipos de interés…). De esta manera podremos planificar acciones concretas para optimizar los valores de estos parámetros, o buscar formas de reducir la sensibilidad de la empresa a factores de riesgo.

Si además el modelo es flexible y permite variar parámetros fácilmente, podremos simular varios escenarios y seleccionar el más adecuado. Una vez consensuada la “foto” de la empresa que queremos, podemos decir que ya tenemos claro el Plan Estratégico. En esos números que hemos definido, están contenidos el Plan Comercial (cuánto debo vender y en qué condiciones), el Plan de Operaciones (cuándo debo producir y en qué condiciones, cuánto puedo gastar en estructura…), el Plan de Inversiones (cuándo, cuánto y en qué invertir), el Plan de RRHH (en cuánto tengo que incrementar mi plantilla para afrontar el crecimiento) y el Plan Financiero (cuánta deuda y de qué tipo necesitaré para financiar mi negocio, y a qué coste). A partir de aquí, podemos desarrollar planes más específicos para que todas las áreas de la empresa tengan su plan de referencia. Además, esos planes serán una referencia fundamental para el control de gestión, y nos permitirán evaluar si nos desviamos del objetivo original y actuar a tiempo.

Es hora de que dejar atrás viejos clichés y tener claro en qué consiste un auténtico Plan Estratégico, y cómo puede servirnos de base para planificar el crecimiento de nuestra empresa sobre una base sólida de datos, números y resultados.

Cuidado: es importante definir tu visión de empresa, tu posicionamiento, tu mercado objetivo, tus metas de crecimiento… pero lo esencial es traducir todas esas ideas a números que las sustenten con coherencia y credibilidad.

En Inforges Consultores tenemos amplia experiencia en desarrollo e implantación de Planes Estratégicos orientados a maximizar el valor de la empresa, así que no dudes en contactar con nosotros si quieres más información.

¡Si quieres más información, no dudes en contactar con nosotros!
 
contacta con nosotros

 
 
Otros artículos relacionados:

Escribe tu comentario