iBlog
06 abr. 2018

¿Tiene mi empresa una estructura financiera adecuada?

by Álvaro Martínez Melgarejo/ Consultor en Inforges.

estructura financiera adecuada

Mantener una estructura financiera adecuada en nuestra empresa es fundamental para conseguir estabilidad a medio/largo plazo en la compañía, adelantándonos a posibles imprevistos que generen tensiones en nuestra tesorería y proyectar una imagen a terceros sólida y saneada de nuestra empresa.

Análisis de la estructura financiera 

Como ya os comentamos en el post Cómo te ve la banca, es necesario entender que nuestras cuentas son analizadas por el resto de agentes que interactúan con nosotros en el mercado (bancos, clientes, competidores, proveedores, inversores,…).

Por lo tanto, es imprescindible examinar de forma constante la situación financiera de la compañía mediante el análisis de nuestro balance y su evolución. Conseguiremos con ello ser conscientes de nuestra situación actual y poder corregirla si no es la apropiada, planteándonos las acciones que deberíamos llevar a cabo para conseguirlo.

¿Cuáles son las bases para tener una estructura financiera adecuada en mi empresa? 

Os damos unas pinceladas sobre cada una de las masas patrimoniales que son la base para tener una estructura financiera adecuada:

  • Activo fijo. Es esencial mantener a lo largo del tiempo el peso del mismo sobre el activo total. Revela que la empresa invierte en inmovilizado, no quedando sus activos y tecnología obsoletos. A esta partida se le debe prestar especial atención en empresas industriales.
  • Activo corriente. En este caso debemos analizarlo en relación al pasivo corriente, ya que es imprescindible mantener un fondo de maniobra (AC-PC) positivo. Pero debemos llevar a un examen más exigente nuestro activo corriente analizando la Prueba Ácida, que elimina la partida menos líquida del mismo (existencias) para relacionarlo con el pasivo corriente. La composición del activo corriente tiene que ser lo más líquida posible.
  • Fondos propios. Para la imagen que proyecta la compañía es clave que tenga un peso significativo en el pasivo de la empresa, existiendo un crecimiento de los mismos a lo largo del tiempo. Esto transmite confianza en el proyecto por parte de los accionistas y da una imagen de estabilidad al exterior, ya que parte de los beneficios obtenidos permanecen en la compañía.
  • Pasivo fijo. Lo óptimo sería que la empresa consiga financiar parte de su actividad a corto plazo con deuda a largo plazo, dotando de tranquilidad a la compañía ante posibles momentos de tensión en tesorería. Por otro lado, es fundamental que toda la financiación en inversiones de la empresa figure en esta partida.
  • Pasivo corriente. Debemos recordar que lo componen nuestras obligaciones con terceros a cumplir en un periodo inferior al año, por lo que un volumen alto de los mismos puede generar tensiones a corto plazo. Un Fondo de Maniobra negativo mantenido en el tiempo podría llevar a la compañía a una situación de concurso de acreedores. Cuanto menor sea el pasivo corriente mayor será la solvencia a corto plazo de la compañía.

Estas ideas sobre el balance de la empresa son una primera aproximación, pero nos dan información precisa sobre la situación financiera de nuestra empresa y nos ayudan a conseguir mejorar la imagen y estabilidad de la misma.

 Para un análisis con mayor profundidad es conveniente tener en cuenta el sector en el que trabaja nuestra empresa, ya que este tipo de análisis financieros son mucho más valiosos si los hacemos comparándonos con nuestros competidores. Conseguiremos con ello conocer la evolución de sus inversiones en inmovilizado, su nivel de endeudamiento y su salud financiera en general.

¿Quieres conocer si la estructura financiera de tu empresa es la adecuada? 

En Inforges Consultores realizamos un diagnóstico gratuito a las empresas que estén interesadas en nuestros servicios de Control de Gestión, comparándolo con las empresas de su sector utilizando la contabilidad publicada en el  Registro Mercantil y un análisis de los últimos datos de la empresa si aún no ha sido presentado el Impuesto de Sociedades y no están disponibles públicamente.

¡Si quieres más información, no dudes en contactar con nosotros!

contacta con nosotros

 
 
Otros artículos relacionados:

Escribe tu comentario