iBlog
08 ene. 2019

Gestión Avanzada de Costes: ¿Cómo puede ayudar a mejorar mi cuenta de resultados?

by Carlos A. Tourné / Consultor en Inforges.

beneficios gestion avanzada de costes - inforges
 

De todas las disciplinas relacionadas con el Control de Gestión, la Gestión Avanzada de Costes es la metodología con mayor potencial de beneficio para una PYME. En este post te contamos 3 claves que tienen en cuenta las empresas líderes que te garantizarán tener un mayor conocimiento de tu empresa y tomar decisiones enfocadas a mejorar tu rentabilidad.

Cuando elaboramos nuestra cuenta de resultados analítica no debemos pensar únicamente en la magnitud económica, el euro, sino que debemos considerar también nuestras unidades productivas. Tenemos que incorporar indicadores relativos a la productividad en nuestra contabilidad analítica, como qué unidades producimos y vendemos, las mermas que se generan, la productividad del personal, y otros costes. Sólo así nuestro Control de Gestión será completo.

Este cambio de chip es vital para poder tomar decisiones que tengan impacto en nuestra competitividad y rentabilidad. 

Gestión Avanzada de Costes: 3 Claves para mejorar tu rentabilidad

¿Cómo podemos enfocar la Gestión de Costes de nuestra empresa para mejorar nuestra rentabilidad? A continuación vamos a indicar las claves que siguen las empresas líderes para ello:

  • Los indicadores de producción deben proporcionarnos un diagnóstico permanente de nuestros costes:

    Cuando identificamos una desviación en conceptos relacionados con las operaciones es difícil detectar su origen de forma precisa. Debemos apoyarnos en indicadores que apoyen este análisis.

    Pongamos un ejemplo fácil de entender: una desviación en mano de obra.  La dificultad estriba en que suele haber más de una causa para esta desviación, en este caso el gestor debe preguntarse cuáles son las causas más habituales para la misma: ¿hacemos un uso inadecuado de horas extra?, ¿estamos produciendo piezas cuyo proceso de producción es más intensivo en mano de obra?, ¿hemos tenido paradas extraordinarias en las maquinas por mantenimientos?

    Si aislamos las causas más frecuentes podemos implementar indicadores que midan la incidencia de estas. En este caso podríamos implantar un indicador de porcentaje de horas extra respecto al total trabajado, un indicador de horas planificadas en base a la producción, y uno de tiempo de inactividad motivado por mantenimiento. Esto nos permitirá planificar acciones orientadas a la mejora de estos indicadores y marcar objetivos concretos.

     

  • Alinear la estrategia comercial con nuestra política de costes:

    El mercado condiciona nuestro precio de venta, aunque podamos tener diferentes estrategias tarifarias si somos excesivamente caros el mercado acabará echándonos. Teniendo en cuenta esta limitación, el beneficio viene dado por nuestra productividad, si mejoramos nuestros costes podremos obtener beneficios en un mercado competitivo.

    Si alcanzamos un conocimiento profundo de nuestros costes gracias a análisis como el planteado anteriormente, podemos predecir con precisión nuestros costes futuros, y esto es clave para nuestra política de precios.

    Al conocer el coste estándar de cada producto mediante nuestro escandallo, no sólo podemos calcular la rentabilidad esperada para un precio de venta, sino que podemos plantear políticas de precio más agresivas sabiendo si se va a generar beneficio. Esto es especialmente importante cuando queremos estudiar un descuento especial por volumen de venta, hay componentes del coste que crecen linealmente con el volumen, pero hay otros donde podemos generar economías de escala importante. Sólo conociendo con exactitud el comportamiento de nuestros costes podremos modelizar unos costes estándar precisos.

    Nuestra estrategia comercial debe ir encaminada en crecer en nuestros productos más rentables, asumiendo que existe demanda.

     

  • Enfoca tus inversiones a mejorar la productividad:
  • El profundo conocimiento de nuestros costes nos permite evaluar con mayor precisión la rentabilidad de una inversión en el área de operaciones. Si hemos conseguido determinar cómo se comporta el coste en nuestras líneas de producción y cuantificamos el impacto de la inversión en estos términos ya podemos estimar la mejora en costes que genera la inversión.

Cuando se estudia una inversión es habitual realizar algunas asunciones erróneas respecto a esta mejora de costes. Puede que la nueva máquina consiga producir más unidades por hora, pero, ¿tenemos venta suficiente de ese producto para realizar tiradas largas en las que esta mejora de costes sea efectiva?, ¿existen eslabones de la cadena de producción que sean menos ágiles y pueden producir un cuello de botella que impida aprovechar este ahorro? Cuidado con simplificar en exceso este tipo de análisis.

Toda empresa debe tener un inventario de inversiones potenciales y priorizarlas según su rentabilidad. Además si tu estrategia comercial te va a llevar a producir más un tipo de artículo, deberías priorizar la inversión en estas líneas estratégicas para ser más competitivo y potenciar su beneficio.

 

Aplicar estos tres puntos te garantizará tener un mayor conocimiento de tu empresa y tomar decisiones enfocadas a mejorar tu rentabilidad. No es un trabajo sencillo, primero debes tener unos procesos claros y que generen información verídica y completa para determinar estos indicadores, así como herramientas de control de gestión que permitan analizar esta información mes a mes, pero es un camino que debes seguir si quieres crecer de manera rentable.


Contacta con nosotros - DIGITALIZA-CV

  Otros artículos relacionados:

Escribe tu comentario