iBlog
31 oct. 2019

La fórmula para conseguir los mejores resultados en tu empresa

by José Francisco González | Director Área Desarrollo de Personas

La fórmula para conseguir los mejores resultados en tu empresa - Inforges
 

En cualquier empresa es necesario que la función de Recursos Humanos avance con el negocio y se adapte a las necesidades del mismo. Una fórmula idónea para conseguir resultados y beneficios es centrarse en las personas y trabajar la Gestión del Talento.

Frente a las empresas tradicionales donde la función de Recursos Humanos está ligada a la administración de personal y cuyos indicadores planteados son, por ejemplo, gastos de personal, índices de absentismo, gastos de formación, gastos de selección, etc., nos encontramos sistemas de indicadores como el clima laboral, las capacidades directivas, el potencial de sus empleados, la productividad, la adecuación persona- puesto, etc., donde las personas ya no son consideradas como gastos inevitables que lastran la cuenta de resultados, sino como capital humano, palanca indispensable para conseguir los mejores resultados.

La función de Recursos Humanos debe evolucionar con el negocio, adecuándose en todo momento a las necesidades del mismo. Si los departamentos de marketing y ventas evolucionan y se adecuan a las necesidades del mercado y clientes, si el área producción modifica y mejora sus procesos de acuerdo a los nuevos productos, tecnologías y equipos, y si los departamentos de logística y de compras aprovechan las economías de escala y los nuevos procesos logísticos, ¿por qué existe la percepción de que la función de Recursos Humanos no avanza en consonancia con el resto de áreas? Para que esto sea posible, será necesario conocer ese avance.

Por tanto, es necesario establecer objetivos cuantitativos con sus correspondientes indicadores y trabajar la Gestión del Talento para mejorarlos.

Premisas Fundamentales sobre la Gestión del Talento

Hay que tener en cuenta:

  • La capacidad competitiva de las empresas depende de las personas que la forman, independientemente de su tamaño, sector, organización, estructura,
  • Una empresa inteligente es aquella en la que personas normales que quizá no sean brillantes, por el hecho de trabajar de una manera determinada y con un objetivo común, pueden conseguir resultados extraordinarios
  • Pensar que una persona sola puede tomar decisiones definitivas constantemente, está abocado al fracaso, por la pobreza, en cantidad y profundidad. Si una empresa quiere ser de verdad creativa de forma sostenible, tiene que conseguir que todos sus miembros generen ideas y comportamientos que sumen al propósito general
  • El talento de una organización puede y debe desarrollarse. No es una capacidad innata ni fija y para hacerlo hay que elegir las metas, sabiendo que habrá que anticipar constantemente cambios en el entorno, e integrar las inteligencias de todos los miembros del equipo para proponer soluciones disruptivas a los problemas que se vayan planteando.

 ¿Qué es el talento?

 

¿Cómo justificamos en términos cuantitativos la inversión a realizar y que no va seguida de la adquisición de un producto / servicio tangible?

Existen multitud de estudios nacionales e internacionales que demuestran de forma fehaciente que el desarrollo del talento individual y colectivo correlaciona directamente con el incremento en los resultados que la organización obtiene.  Es verdad que estos resultados no son visibles a corto plazo y esto, a veces, supone una barrera para todas aquellas empresas cuyo único horizonte está establecido en el mes o, como mucho, en el trimestre.

Los expertos estiman que, invirtiendo en la Gestión del Talento, el incremento en la productividad y, por tanto, en la cuenta de resultados es de, al menos, un 12%.

Los empleados que trabajan en un entorno creativo en el que se valoran las aportaciones individuales y se trabaja para ayudarles a mejorar su bagaje personal, que luego redundará en el grupo, son empleados felices y, las empresas con empleados felices tienen clientes felices.

Esto último que parece una afirmación vaga, ¿a quién debe importarle la felicidad de los empleados si la cuenta de explotación no mejora? No lo es en absoluto.

Cabe resaltar que trabajar el talento y su desarrollo no va a llevar consigo una mejora a corto plazo, pero tampoco la tiene la inversión en modernizar las instalaciones o una nueva página web, incluso el software de gestión con el que se trabaja. Todo en su conjunto es lo que impacta directamente en la percepción que tienen los clientes, en su fidelización, ventas, referenciación, y en consecuencia, en el crecimiento.

¿Si estás dispuesto a invertir en pintar las instalaciones, lo estás menos en invertir en las personas que trabajan en tu empresa?

Una empresa con empleados motivados y dispuestos a poner todo su talento al servicio de la misma, produce más, es más eficiente y tiene relaciones de valor con sus clientes.

En la actualidad, el talento se ha convertido en el factor clave de competitividad y en el principal agente de innovación y crecimiento económico. Cuantos más talentos tenga tu empresa, mayores serán tus beneficios, la clave está en saber integrarlos bien.

El objetivo es implantar el programa adecuado en el momento idóneo. La clave, disponer del personal adecuado en el momento oportuno, con niveles altos de motivación que le permitan desarrollar su puesto de trabajo de manera excelente.

¿Quieres saber cómo hacerlo? En Inforges te ayudamos.

 Hoja de ruta Gestión del Talento

Contacta con nosotros - DIGITALIZA-CV

  Otros artículos relacionados:

Escribe tu comentario