iBlog
29 mar. 2021

Métodos de valoración de existencias ¿cuánto vale tu inventario?

by Paula Díaz / Consultora Senior en Inforges Consultores

Métodos de valoración de existencias ¿cuánto vale tu inventario?
 

En este post vamos explicar por qué una correcta valoración del inventario es de vital importancia en la gestión del almacén y veremos el impacto que tiene sobre los resultados de tu empresa. También analizaremos todos los métodos existentes de valoración de existencias y qué hacer ante la depreciación de las mismas.

 

¿Para qué sirve la valoración del inventario?

En el momento en que compras un producto, ya sean mercaderías que vas a vender con un margen o materias primas que vas a utilizar en tu proceso productivo, el paso siguiente es:

  • Venderlo o consumirlo de forma inmediata
  • Guardarlo en el almacén a la espera de ser vendido o consumido

 

Mientras los productos no se vendan, su valoración es fácil: el precio de adquisición o el coste de producción, esto es (*):

  • Precio de adquisición: propio de empresas comercializadoras.
    Comprenderá precio el que haya en factura más todos los gastos adicionales que se produzcan hasta que los productos se depositen en el almacén (transportes, seguros, etc).
  • Coste de producción: propio de empresas manufactureras.
    Incluye el precio de adquisición de las materias primas y otras materias consumibles imputables al producto, así como la parte de costes de fabricación indirectamente imputables.

(*) La valoración de precio de adquisición y coste de producción puede requerir mayor o menor detalle según el sector en el que opere la empresa. Desde Inforges Consultores te ayudamos a desglosar tu cuenta de resultados y calcular tus costes según las características propias de tu empresa.

Pero la cosa se complica cuando esos productos se venden y hay que contabilizar ese coste en la cuenta de resultados, lo cual no siempre es tarea fácil cuando, por ejemplo, entran en el almacén los mismos productos a precios de adquisición o costes de producción diferentes.

Veamos un ejemplo: el mes pasado compraste 50 productos a 20 euros la unidad, y este mes has conseguido un descuento y compras otros 50 productos a 10 euros. Tienes un total de 100 productos en tus existencias y a la hora de venderlos se te plantea la pregunta: ¿a qué precio venderlos? Para ello, tienes que poder valorar el coste de los mismos: ¿20, 10, 15 euros?

¿Qué métodos de valoración de existencias existen?

La normativa vigente propone dos criterios para valorar las existencias en estos casos: el PMP y el FIFO (aunque como norma general debe utilizarse el PMP). También veremos el método LIFO, aunque en la actualidad no esté aceptado por el Plan General de Contabilidad.

  • Precio Medio Ponderado o PMP: hay que multiplicar cada precio por el número de unidades que existen a ese precio. El resultado de todas esas multiplicaciones se suma y se divide por total del número de unidades.

    Es muy sencillo de calcular, y lo podemos ver utilizando el ejemplo anterior: si la mitad del inventario de ese mismo producto lo compraste por 20 euros, y la otra mitad por 10 euros, el valor unitario (de coste) es de 15 euros.


  • FIFO o PEPS: Del inglés “First In, First Out”, traducido como “Primeras Entradas, Primeras Salidas”. Como su propio nombre indica, los productos que han entrado primero en el almacén deben ser los primeros a los que se les dé salida.

    En nuestro ejemplo, los 50 primeros artículos que vendas saldrían del almacén a un coste unitario de 20 euros, ya que son los primeros que compraste.

    Este método es el más aconsejable cuando se trata de productos perecederos con el fin de evitar que alcancen su fecha de caducidad en nuestras instalaciones y así reducir posibles pérdidas.

  • LIFO o UEPS: Del inglés “Last In, First Out”, traducido como “Últimas Entradas, Primeras Salidas”. Al contrato que el anterior, este sistema trata de dar salida prioritaria a los productos que han llegado últimos al almacén.

    Siguiendo nuestro ejemplo, si el segundo lote de productos, en vez de comprarlos con descuento te cuestan 30 euros la unidad, aplicando este método tus resultados serían inferiores al vender productos con coste más elevado.

    Este sistema no está admitido en España ya que lo podrían utilizar las empresas para declarar menos beneficios y, por tanto, pagar menos impuestos.

Depreciación del inventario

Puede ocurrir que haya productos que no tengan el éxito esperado y pasen tiempo parados en el almacén sin poderlos vender ni tan siguiera por el precio de adquisición o coste de producción. En este caso se produce una situación de depreciación, y se podría aplicar una pérdida contable por la bajada del valor de esas existencias. Pero hay que tener en cuenta que la mera permanencia de las existencias en el almacén no sirve para justificar que se hayan depreciado. Para poder reducir esa depreciación en el Impuesto de Sociedades, habrá que basarse en ejemplos reales de la propia empresa y no métodos estadísticos generales.

 

Si necesitas implantar un sistema de control de inventario o te gustaría tener más información relacionado con la productividad de tu empresa, en Inforges tenemos los profesionales y el software necesario para ello. Consúltanos sin compromiso.

 

Si necesitas implantar un sistema de control de inventario

Contacta con nosotros

  Otros artículos relacionados:

Escribe tu comentario