iBlog
05 jul. 2021

Modelo Coste-Volumen-Beneficios: ¿Cuánto necesito vender para ganar dinero?

by Miguel López Hernández | Consultor en Inforges Consultores

modelo coste volumen beneficios

¿Sabes cuánto necesitas vender cada año para ganar dinero? ¿Conoces el dato mensual? ¿Estás familiarizado con el término Intervalo de Seguridad? ¿Tienes en mente el grado de apalancamiento operativo de tu compañía? En este post te enseñaremos a calcular estos indicadores mediante el análisis Coste-Volumen-Beneficios.

El modelo Coste-Volumen-Beneficios estudia la relación existente entre los costes, el volumen de producción vendida y el beneficio. Este modelo nos va a proporcionar información necesaria para la planificación del beneficio y la toma de decisiones empresariales.

El punto de equilibrio (o punto muerto) es el volumen mínimo de ventas (en unidades monetarias, físicas, temporales, porcentuales de capacidad, etc.) necesario para cubrir los costes que soporta la empresa para dicho nivel de actividad. Es, por tanto, el punto de ventas en el que el beneficio de la empresa es nulo. Traducido en cuenta de resultados, es el momento en el que nuestro margen de contribución es igual que los costes fijos totales.

Ahora que estamos familiarizados con el término del punto muerto, ¿cómo se calcula? Vemos primero como se calcula de manera analítica:

 

calculo del punto muerto

Otra forma de calcular nuestro punto muerto puede ser mediante la representación gráfica:

representacion punto muerto

 

La determinación gráfica del punto muerto no es frecuente, dada su poca precisión. Sin embargo, sí nos puede servir como un apoyo para comprender el punto muerto una vez lo hemos calculado de manera analítica.

Un concepto asociado al punto de equilibrio es el intervalo de seguridad (IS). Es, como su nombre indica, el volumen de ventas que exceden de las correspondientes al punto muerto. Se calcula, por tanto, como ladiferencia entre estas dos magnitudes, y nos indica la cifra máxima en que pueden verse disminuidos los ingresos antes de que empecemos a arrojar pérdidas. Es interesante también calcular el IS como porcentaje sobre las ventas de la compañía.

Vistos estos dos conceptos fundamentales para el conocer a fondo nuestra empresa, nos surge una duda razonable, ¿Cuál es la mejor estructura de costes para mi empresa? ¿Debo tener unos costes variables elevados y unos costes fijos reducidos o al contrario? No hay una respuesta única a esta pregunta, ya que dependerá de muchos factores, tanto relacionados con la empresa como del entorno en el que opera. Por ello, vamos a poner un ejemplo numérico en el pondremos en práctica lo aprendido hasta ahora en este artículo.

Las empresas A y B se dedican al montaje de artículos. La empresa A realiza el montaje con una máquina de última generación. La empresa B realiza el montaje a mano, con trabajadores cualificados. Por ello, la empresa A tiene mayores costes fijos mientras que la empresa B tiene mayores costes variables.


representacion ingresos margen resultado


¿Qué pasaría si incrementamos en ambas empresas los ingresos en un 5%? Veámoslo a continuación:

ingresos margen resultado

La empresa A ha obtenido un mayor incremento del resultado neto dado su mayor margen de contribución. Calculemos los indicadores explicados hasta ahora para analizar más detalladamente lo que ha ocurrido. Los calcularemos sobre la posición de partida:

margen de contribucion

Como podemos observar, el IS de la empresa B es mayor, mientras que su Margen de Contribución es menor. ¿Qué consecuencias tiene este hecho? Si las ventas empiezan a bajar, la empresa B verá reducidos sus ingresos en menor medida mientras que, como hemos visto, una subida en las ventas le reporta una menor subida de beneficio. Es por ello que el resultado neto de la empresa B es menos volátil.

Esta circunstancia se puede medir mediante el Apalancamiento Operativo (AO). Se trata de estudiar la variabilidad del resultado ante una subida o bajada de las ventas. Es, ni más ni menos, que un multiplicador. Se calcula como el cociente entre el margen de Contribución y el Resultado Neto.

Volviendo al ejemplo de nuestras empresas de montaje, y tomando como referencia la situación inicial de ventas, el Apalancamiento Operativo de la Empresa B sería de 7 (MC/RN; 350.000/50.000). Si incrementamos las ventas en un 5% y aplicamos el AO, tenemos que el incremento en el beneficio tendría que ser +5% x 7 = +35%. Ciertamente, el beneficio en la situación final es 50.000 + 35% x 50.000 = 50.000 + 17.500 = 67.500.

¿Te gustaría que analizáramos tu empresa en base a estos indicadores y muchos más? Puedes contactarnos sin compromiso y realizaremos un análisis económico y financiero de tu empresa, explicando en detalle la situación actual de tu compañía basándonos en nuestra extensa experiencia como consultores financieros.

modelo coste volumen beneficios form

 

 

Contacta con nosotros

  Otros artículos relacionados:

Escribe tu comentario