iBlog
03 jun. 2020

Elaborar un Plan de Negocio tras el COVID-19

by Carlos Tourné / Consultor en Inforges Consultores

Elaborar un Plan de Negocio tras el COVID-19
 

Cuando nos acercamos al tercer mes del estado de alarma, las empresas seguimos viviendo una etapa de una incertidumbre como no se recordaba desde hace décadas, afectando a todos los ámbitos:  económico, sanitario, político, laboral. Esto puede llevarnos a pensar que no es momento de planificar ni abordar un plan de negocio, cuando lo cierto es que si no empezamos a plantear cuál va a ser el lugar de nuestra empresa en la "nueva normalidad" es probable que nos quedemos atrás.

Lógicamente, este plan de negocio no se puede plantear en los mismos términos que los que realizábamos hace un año. A continuación resumimos las claves para este plan de negocio Post Covid-19:

Validez temporal

La alta incertidumbre hace que tengamos que revisar nuestro plan con más frecuencia de la habitual, y sobre poder verificar las hipótesis de partida, pues puede que dejen de ser válidas en poco tiempo. Es más necesario que nunca hacer un seguimiento constante de los KPI para detectar desviaciones y cambios de tendencia.

Adaptado al cliente

La clave del nuevo plan de negocio es anticipar cuáles son las demandas del mercado y cómo van a evolucionar. Por ejemplo: las ventajas competitivas basadas en la reducción de costes pueden perder peso en favor de un mejor servicio, una mayor flexibilidad y el respeto a protocolos de seguridad y salud más exigentes. Es preciso para ello evaluar las necesidades de nuestros clientes y determinar si estamos orientados a ellas.

También es un buen momento para volver a tocar puertas de clientes antiguos u oportunidades que no fructificaron, el nuevo entorno puede hacer que nuestra oferta sea más atractiva para ellos que antaño.

Reorganización interna

Tenemos que evaluar nuestras capacidades en el nuevo entorno, teniendo en cuenta las nuevas exigencias de seguridad y teletrabajo, y adaptándonos a la nueva carga de trabajo, que en muchos sectores se ha visto reducida. Es un buen momento para invertir en ofimática y herramientas telemáticas para poder integrar el teletrabajo y en general equipos que podrán compartir en menor medida el espacio físico, internamente y con clientes.

Redimensionamiento

Debemos redimensionar nuestra capacidad productiva, buscando reducir el punto de equilibrio económico y financiero.  La flexibilidad va a ser un factor clave de éxito en las organizaciones, pues necesitan adaptarse rápidamente a las nuevas exigencias del mercado pero a su vez reducir su estructura para que si el mercado no evoluciona favorablemente, no pongamos en peligro nuestra viabilidad.

Financiación

Ya se explicó en al artículo "¿CÓMO PUEDO ACCEDER A LA NUEVA FINANCIACIÓN PARA EL COVID-19?" la importancia de aprovechar la mayor disponibilidad de crédito para reforzar nuestra estructura financiera. Nos encontramos en un momento de alta incertidumbre y percepción de riesgo, pero también los actores financieros tienen liquidez y buscan rentabilidad para su inversión, no sólo entidades financieras sino también fondos privados, mercados de capitales o inversores industriales.

Por lo tanto, nos encontramos con la paradoja de estar en una grave crisis económica pero también en un entorno propicio para captar inversores y financiación si nuestra propuesta de valor es atractiva en la "nueva normalidad".

Recordamos que todo plan de negocio requiere hacer partícipe al equipo, tanto en sus objetivos como en las iniciativas que conlleva, y realizar un adecuado Control de Gestión para controlar los resultados y poder analizar las desviaciones.

 

Contacta con nosotros

  Otros artículos relacionados:

Escribe tu comentario