iBlog
03 sep. 2018

Procesos de negocio eficientes como base de la rentabilidad

by Juan Francisco Gisbert / Consultor en Inforges.

procesos de negocio eficientes inforges
 

Cualquier negocio se basa en una sucesión de procesos que permiten a la empresa crear su producto o servicio y ponerlo a disposición del mercado. En el artículo de hoy veremos cómo la rentabilidad de la empresa está directamente ligada a lo eficiente que ésta sea en el diseño y ejecución de sus procesos.


Toda empresa debe crecer, y para crecer necesita ser rentable. ¿Cuáles son las bases de esa rentabilidad? Evidentemente la empresa debe tener un mercado al que satisfacer, y ese mercado será el que le imponga las condiciones competitivas, es decir, marcará los límites de precio del producto o servicio que la empresa ofrece. Por tanto es la empresa la que debe ser capaz de satisfacer a su mercado objetivo con la suficiente eficiencia para que pueda obtener un beneficio por el camino. En pocas palabras: el negocio está fuera, pero el dinero se gana dentro. La empresa obtendrá esa rentabilidad a partir de unos procesos de negocio eficientes.

¿A qué llamamos “Proceso”?

Un proceso no es más que un conjunto de acciones que, a partir de unos elementos de entrada, nos permiten obtener unos elementos de salida. Estos elementos pueden ser objetos físicos, información, documentos… El correcto encaje de unos procesos con otros son los que dan forma a la cadena de valor de la empresa, y le permiten ofrecer un producto o servicio a sus clientes a partir de materias primas y recursos humanos.

Procesos de Negocio Eficientes: La Organización Empresarial

Hay toda una disciplina de gestión empresarial que abarca la optimización de los procesos internos de la empresa: la Organización Empresarial. Cuando pensamos en organización empresarial nos vienen a la cabeza los organigramas y las estructuras jerárquicas. En realidad, un buen diseño de organización deja esto para el final, puesto que los puestos en una empresa existen como parte de los procesos de dicha empresa. La organización empresarial parte de un diseño de procesos de negocio eficientes, y sobre eso construye el resto.

Hay procesos de muchos tipos, y también hay muchas formas de definir procesos. Pero en el ámbito empresarial lo más importante es que tengamos el control sobre ellos: debemos poder medir su desempeño para así poder corregirlos si no funcionan adecuadamente. Al definir cada proceso de la empresa, debemos definir aquellos indicadores que servirán al responsable de cada proceso para controlarlo, así como para informar del desempeño del proceso a otros miembros de la organización.

Por tanto, según lo expuesto, la relación entre los procesos y el Control de Gestión se hace evidente: el Control de Gestión nos permite ver el resultado económico-financiero de la ejecución de los procesos de la empresa. Enlazando adecuadamente los indicadores clave de los procesos con los datos económicos seremos capaces de identificar rápidamente el origen de las desviaciones y actuar sobre aquellos procesos que las están ocasionando. Esto “cierra el círculo” del Control de Gestión y hace de la empresa una máquina perfectamente engrasada capaz de crecer y mejorar de manera continua.

Desde Inforges planteamos el Control de Gestión no sólo como un sistema de análisis, sino que ayudamos a la empresa a optimizar sus procesos de negocio para mejorar la eficiencia en sus operaciones.


Contacta con nosotros - DIGITALIZA-CV

  Otros artículos relacionados:

Escribe tu comentario