iBlog
18 mar. 2022

Qué es la deuda financiera neta y su importancia desde la covid-19

by Miguel López Hernández, Consultor de Inforges Consultores

Qué es la deuda financiera neta y su importancia desde la covid-19


El endeudamiento de la compañía se refleja en el pasivo del balance. Estas obligaciones financieras se suelen cancelar mediante el pago de las mismas por medio de efectivo. El endeudamiento, en valor absoluto y de manera aislada, no se debe utilizar para comparar o analizar nuestra compañía. Para no cometer errores, no estudiaremos la deuda financiera de manera aislada, sino mediante las ratios financieras. Aunque ya comentábamos algunas de estas ratios en otro artículo, hoy nos vamos a centrar en la Deuda Financiera Neta.

¿Qué es la deuda financiera neta?

La Deuda Financiera Neta es un indicador financiero que se calcula como la suma de las deudas financieras (tanto a corto como a largo plazo) menos la tesorería y el valor de las inversiones financieras a corto plazo. Por tanto, a los recursos ajenos con coste le restamos el efectivo y otros activos financieros fácilmente convertibles en efectivo a corto plazo. 


¿Por qué “Neta” y no “bruta”?

Utilizamos el término “Neta” en contraposición a la Deuda Financiera “Bruta”. De esta manera, estamos analizando el endeudamiento neto de la compañía. Al eliminar el efectivo y activos equivalentes tratamos de determinar qué parte de la deuda financia el desarrollo de nuestras actividades.

Deuda Financiera Neta

  • Si el resultado de esta operación es positivo estaríamos hablando de la deuda financiera que nos quedaría tras pagar una parte con los activos más líquidos de la compañía.
  • Se puede dar el caso de que, en empresas con una situación financiera sólida, los activos financieros considerados sean superiores a la deuda financiera. Consecuentemente, si calculamos la Deuda Financiera Neta nos daría un resultado negativo; arrojando el balance un exceso de caja. Para estos casos es recomendable invertir el orden de la operación y restarles a los activos los pasivos financieros para hablar de Posición Financiera Neta. Este hecho suele darse en empresas cuya deuda financiera es prácticamente inexistente.


¿Para qué se usa la Deuda Financiera Neta?

Habitualmente es utilizada por las entidades financieras como un covenant financiero a la hora de conceder financiación y su posterior seguimiento. Además, es un indicador clave para inversores, utilizado comúnmente para el cálculo de valoración de empresas.

La ratio más empleada, en relación con lo anterior, es Deuda Financiera Neta/EBITDA. Se trata de una ratio de cobertura de deuda que nos indica la capacidad de devolución de financiación ajena en años.

Concretamente, indica el número de años que le llevaría a la compañía pagar la totalidad de su deuda financiera (considerando deuda y EBITDA constantes).

Deuda financiera neta / EBITDA Formula

Por tanto, cuanto menor sea el valor de esta ratio, mayor será la capacidad de pago de la empresa:

  • Si estamos por encima de 4 años podemos llegar a tener problemas financieros en un futuro.
  • Si la ratio está por debajo de 2 años tenemos una buena capacidad de pago de la deuda financiera, e incluso de incrementar nuestro endeudamiento para financiar el crecimiento.

 

Con esta ratio podemos poner la Deuda Financiera Neta en contexto:

  • Para aquellas empresas que aumenten sus niveles de deuda habrá que relacionar este aumento con un incremento del importe de los activos y/o de generación de beneficios.
  • En caso contrario, al igual que con una ratio elevada, la compañía puede tener problemas en un futuro.

 

Sin embargo, esta relación tiene una serie de limitaciones que han de ser tenidas en cuenta a la hora de calcularse:

  • Empezando por el numerador:
    • Cabe recordar que estamos considerando sólo la deuda financiera de la compañía cuando es posible que haya importes elevados en otras partidas de deuda en balance.
    • Además, al descontar la tesorería y las inversiones financieras temporales partimos de la idea de que éstos activos están únicamente al servicio de la deuda financiera, pudiendo entrar en una situación de insolvencia si se descuentan íntegramente.
  • En cuanto al denominador:
    • No estamos teniendo en cuenta el beneficio total de la compañía, sino tan solo un margen intermedio de la cuenta de resultados.
    • Suele ocurrir que se confunde el EBITDA con la caja generada por la empresa, cuando lo correcto es calcular el Cashflow generado en el ejercicio.

 

¿Por qué el término de Deuda Financiera Neta ha tomado cierta importancia en los últimos años?

Debido a la crisis del COVID-19 muchas empresas experimentaron una caída de facturación, con un consecuente descenso de la rentabilidad. Por ello, muchas aumentaron considerablemente su endeudamiento con la financiación ICO, deteriorando su posición financiera.

Así se dio que, aunque algunas empresas aumentaron su deuda financiera bruta en 2020, la deuda financiera neta se mantuvo prácticamente estable. Esto se produjo porque, ante la incertidumbre generada por la crisis del COVID-19, muchas empresas incrementaron sus colchones de liquidez. Esta precaución se financió con un incremento de los recursos ajenos con coste. Es por ello que, a raíz de esta situación, el indicador de Deuda Financiera Neta ganó importancia de cara a complementar las ratios de endeudamiento, al no tender a exagerarlos.


¿Te gustaría conocer los principales indicadores de endeudamiento en tu empresa, así como tu situación económica y financiera global?

Contacta con Inforges Consultores sin compromiso y realizaremos un análisis económico y financiero de tu empresa, explicando con detalle la situación actual de su compañía en cuanto a sus niveles de endeudamiento y apalancamiento financiero.

 

Qué es la deuda financiera neta y su importancia desde la covid-19


Contacta con nosotros

  Otros artículos relacionados: